Made by Breitling

La obsesión por la calidad

Breitling ocupa un lugar aparte entre las marcas relojeras, un dominio muy exclusivo: el de los relojes técnicos, principalmente cronógrafos.Socia de la aviación desde hace largos años, un ámbito donde la fiabilidad y la precisión juegan un papel decisivo, la marca ha otorgado siempre una importancia primordial a la calidad de sus productos, pensados para responder a un uso intensivo en las condiciones más extremas.

Breitling equipa todos sus modelos (mecánicos o de cuarzo) con movimientos certificados cronómetros –el referente supremo en materia de fiabilidad y precisión, y el único que se rige por una normativa internacional. Los relojes-instrumentos Breitling son de fabricación 100% suiza –desde la caja hasta el mecanismo pasando por la esfera y la pulsera.

Tanto si se trata de incrementar la precisión de los movimientos como de reforzar la robustez de las cajas, potenciar la legibilidad de las esferas o desarrollar nuevas funciones, la firma sigue mejorando las prestaciones de sus «instrumentos para profesionales» cumpliendo los más altos criterios de la relojería suiza.

Desde la fabricación de los componentes hasta el ensamblaje y encajado de los relojes, pasando por numerosos controles a lo largo de todo el proceso de producción, cada cronógrafo Breitling es fruto de una sabia combinación entre la mano del hombre, el ojo y la máquina. Y es que, en determinadas operaciones nada es comparable con las técnicas high tech, y la industrialización exige unas tolerancias infinitamente más precisas que el trabajo manual.

Visionar el video

El mecanismo

La caja

La esfera

Las agujas

El cristal

El brazalete

El encajado

Los controles

La I+D

El servicio postventa