Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon

Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon
Exquisitamente Breitling: Presentamos los Premier Tourbillon

Breitling presenta un trío de cronógrafos de calidad superlativa que exhiben rotundos metales preciosos y un tourbillon excepcional. Cada una de las tres variantes está inspirada en uno de los fundadores de Breitling.

Concebida mientras el mundo aún estaba sumido en la Segunda Guerra Mundial, la colección Premier fue el antídoto de Willy Breitling contra la austeridad. Era una época en la que los relojes de pulsera eran herramientas profesionales utilizadas por pilotos, navegantes e ingenieros. Nadie lo entendió mejor que Willy, cuyo negocio era conocido por sus cronógrafos de alta precisión. 

Pero, siendo un hombre de gran estilo personal, Willy también quiso elevar el reloj de pulsera a un artículo elegante que, al igual que las glamurosas películas en blanco y negro de entonces, transmitiera optimismo en vez de tiempos turbulentos. Su línea Premier, presentada en 1943, mantenía todas las funciones de sus magníficos cronógrafos, pero enriqueciendo sus formas. 

Ahora, el fabricante suizo de relojería de lujo demuestra una vez más ese espíritu con el lanzamiento de los Premier B21 Chronograph Tourbillon 42. Tan difícil de ejecutar como bonita, una complicación con tourbillon es el eje central de un nuevo trío de excepcionales relojes de pulsera.  

«La serie Premier B21 Chronograph Tourbillon 42 es la expresión perfecta del diseño y los conocimientos de Breitling», refiere el CEO, Georges Kern. «En el tourbillon se puede ver el mecanismo en funcionamiento cada segundo. Es el corazón latente del reloj.»

Propósito con estilo

Un tourbillon cuenta con un volante, una espiral y un escape en una caja giratoria, de modo que el conjunto entero está en continuo movimiento.  Esta acción corrige, y elimina de forma efectiva, la fuerza de la gravedad, que afecta de forma diferente a la precisión del reloj en distintas posiciones. 

Breitling ha trabajado codo a codo con el fabricante especializado en movimientos Manufacture La Joux-Perret para desarrollar el exquisito movimiento B21, que combina de forma única un tourbillon con un cronógrafo para hacer de este trío de relojes unos Breitling inconfundibles.  

Los metales preciosos y el fondo de caja descubierto y abombado caracterizan a los Premier B21 Chronograph Tourbillon 42. Se presentan en tres variantes, cada una de las cuales recibe el nombre de uno de los fundadores de Breitling. El Léon Breitling presenta una caja de oro rojo macizo de 18K con esfera plateada y correa de piel de cocodrilo semibrillante marrón. El Gaston Breitling combina una caja de oro blanco macizo de 18K con una esfera antracita y correa de piel de cocodrilo negra. El Willy Breitling, por su parte, es un modelo fantástico en platino macizo con esfera azul almirante y correa de piel de cocodrilo negra. Todos los relojes cuentan con los estilizados pulsadores rectangulares y los números arábigos que caracterizan a la línea Premier. 

El diseño simétrico de la esfera y la combinación de los números y los colores tono sobre tono armonizan a la perfección con la estrella indiscutible del espectáculo, el tourbillon, en el papel protagonista a las 12. El fondo de la caja, al descubierto y de cristal de zafiro, está abombado para poder apreciar por completo el movimiento del B21, en el que la pesa oscilante y el dorso del tourbillon aparecen contrastando en oro de 18K.

La vuelta del squad de los fundadores

El lanzamiento de los Premier Tourbillon marca la vuelta del squad de los fundadores, formado por Léon, Gaston y Willy, que cobran vida en la nueva campaña de los Premier B21 Chronograph Tourbillon 42. 

Las tres generaciones dejaron su legado en la marca y su huella aún se puede apreciar en cada faceta de estos relojes. Léon es el artesano, cuyo trabajo estableció un nuevo estándar de precisión. Gaston es el pionero, cuyo diseño se convirtió en lo que hoy conocemos como el cronógrafo moderno. Y Willy, un hombre de gusto impecable, que llevó al reloj de pulsera del propósito al estilo. 

Los Premier B21 Chronograph Tourbillon 42 están pensados para amantes de la mecánica (y la magia) de la relojería. Combinando lo mejor del saber hacer, la innovación y el estilo de Breitling, este trío de relojes dedicado a nuestros fundadores les hubiera hecho sentirse orgullosos.