Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition

Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition
Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition

fiel tributo a una leyenda

En 1952 Breitling desarrolló el Navitimer, un revolucionario cronógrafo para llevar en la muñeca que al instante se hizo imprescindible en la cabina de cualquier aeronave. El reloj fue usado por los pilotos durante los hitos más impresionantes de la aviación, pues su innovadora regla de cálculo permitía a los pilotos realizar todos los cálculos esenciales del vuelo. Este año Breitling acaba de lanzar el Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition, un homenaje a uno de los diseños más antiguos y emblemáticos del Navitimer, introducido hace 60 años.

Los Navitimer, una herencia de valor incalculable

Breitling acaba de anunciar el lanzamiento de la primera reedición de uno de sus relojes, a la que seguirán otras en el futuro. El Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition es un cronógrafo que replica –casi hasta el mínimo detalle– los códigos de diseño de uno de los Navitimer más venerados de la primera época, el modelo Breitling Ref. 806, que incluye una esfera completamente en negro con esferas internas tono sobre tono y bisel giratorio ornamentado.

Con el Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition, Breitling establece un vínculo directo con uno de los legados más impresionantes del mundo de la relojería. Como guiño al año en que se manufacturó este diseño, la reedición está limitada a 1959 ejemplares, cada uno de ellos con su propio número grabado en el dorso de la caja. Heredera de un legado tan rico, Breitling planea lanzar otros modelos en homenaje a hitos relevantes en la historia de la marca.

Georges Kern, CEO de Breitling, está seguro de que el nuevo reloj encontrará un público entusiasta: «Durante el año pasado, fue un placer inmenso comprobar la pasión que muchas personas comparten por el ­legado de Breitling y el enorme interés que despiertan no solo nuestros productos nuevos, sino también nuestra herencia y nuestros relojes de los primeros tiempos. Gracias al Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition, tanto los nuevos adeptos de Breitling, como los ya veteranos que llevan decenas de años siguiendo la marca, tendrán la oportunidad de conseguir y disfrutar un exclusivo ejemplar de nuestro pasado de leyenda». 

El Navitimer de Breitling, cuyo primer desarrollo se realizó en 1952, no solo es el más emblemático de todos los relojes de pulsera de la casa, sino que también es uno de los pocos iconos de la industria relojera. Todo un clásico del siglo XX, que conserva su popularidad en el siglo XXI, más de 65 años después de su aparición, época en la que fue concebido para satisfacer las necesidades del entonces creciente mercado de la aviación comercial y recreativa. Gracias a su regla de cálculo circular, que permitía al usuario efectuar todos los cálculos esenciales durante el vuelo, el Navitimer no tardó en ganarse el favor de los pilotos y, en particular, de la Asociación de Propietarios y Pilotos de Aeronaves (Aircraft Owners and Pilots Association, AOPA) de los EE. UU. Su prestigio se acrecentó aún más en la década de 1960, cuando se dejó ver en las muñecas de personajes míticos como el gran músico de jazz Miles Davis o el campeón de Fórmula 1 Jim Clark. 

Con una imagen totalmente inconfundible, el cronógrafo sigue luciendo hoy el mismo estilo que en la época de su primer diseño.

Breitling Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition: un reloj que cuida hasta el mínimo detalle

En el Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition, Breitling ha examinado con meticulosa atención hasta el ­último detalle del diseño del Navitimer de 1959. Al igual que su antecesor, el modelo presenta esfera toda en ­negro con esferas internas en variaciones de la misma tonalidad y, recreando uno de los rasgos distintivos del modelo original de 1959, la Ref. 806, la esfera está adornada con la inscripción «Breitling» en mayúsculas y un logotipo alado sin firma. Como curiosidad, dicho logotipo se usaba para el mercado europeo, mientras que los relojes vendidos en los EE. UU. mostraban un logotipo con la firma de la AOPA. 

El Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition tiene bisel rotatorio, adornado con 94 bolas; el total exacto que podía verse en el modelo de 1959. Durante el periodo en que se manufacturó el Navitimer Ref. 806 original, el total de bolas –las pequeñas marcas que rodean el bisel– fue variando desde 125, a principios de la década de 1950, hasta las solo 93 usadas en 1960. Puede que sea sólo un pequeño detalle, pero tiene gran importancia entre los entusiastas de los relojes de pulsera históricos.

Incluso la caja, de acero inoxidable, que mide exactamente 40,9 milímetros, se ha desarrollado específicamente para el Navitimer Ref. 806 1959 Re-Edition, cuyas asas muestran el mismo perfil y acabado que el modelo original Ref. 806. El reloj viene presentado con correa de piel negra de inspiración retro. La célebre regla de cálculo, colocada bajo un cristal acrílico de abovedado alto con forma idéntica a la del original, es un elemento que resultará familiar a todos los apasionados de los Navitimer. 

Las únicas concesiones hechas a la modernidad son la estanqueidad del reloj, incrementada ahora hasta 3 bar (30 metros), y el revestimiento en ­Super-LumiNova®. Tratándose en este caso de un material moderno muy luminoso, se ha puesto mucha atención en que ­ofrezca un color que se asemeje al material luminiscente empleado en relojes más antiguos. Al estar aplicado con acabado a mano, la esfera adquiere así un toque adicional de encanto y carácter retro. 

Respecto al calibre manual original que movía los primeros Navitimer, Breitling procedió a desarrollar un movimiento de cuerda manual completamente nuevo. El movimiento mecánico de la manufactura Calibre B09, elaboración interna de Breitling, está basado en el prestigioso Calibre 01 de la manufactura, también elaboración interna, y cuenta con certificación COSC como cronómetro. El movimiento se utilizará también en próximas reediciones históricas de modelos con cuerda manual.