LA NUEVA COLECCIÓN PREMIER DE BREITLING: UNA COMBINACIÓN DE PROPÓSITO Y ESTILO

LA NUEVA COLECCIÓN PREMIER DE BREITLING: UNA COMBINACIÓN DE PROPÓSITO Y ESTILO
LA NUEVA COLECCIÓN PREMIER DE BREITLING: UNA COMBINACIÓN DE PROPÓSITO Y ESTILO
LA NUEVA COLECCIÓN PREMIER DE BREITLING: UNA COMBINACIÓN DE PROPÓSITO Y ESTILO
LA NUEVA COLECCIÓN PREMIER DE BREITLING: UNA COMBINACIÓN DE PROPÓSITO Y ESTILO
LA NUEVA COLECCIÓN PREMIER DE BREITLING: UNA COMBINACIÓN DE PROPÓSITO Y ESTILO

La colección Premier de Breitling recupera un nombre que tiene especial importancia para la prestigiosa marca de relojes. Corría la década de 1940 cuando Breitling lanzó su primera colección de relojes de genuina elegancia, caracterizados por su diseño. La nueva colección Premier de Breitling combina propósito y estilo, para ofrecer así calidad, rendimiento y un diseño intemporal a la altura del magnífico legado de la marca.

La nueva colección Premier de Breitling
La nueva colección Premier de Breitling presenta cinco modelos distintos con una elegancia a la altura de su nombre y una calidad y rendimiento que son Breitling en estado puro. Aunque la marca goza de alta consideración por sus relojes de aviación y buceo, los atractivos nuevos modelos han sido creados específicamente para ser usados en tierra; que fue, como no hace falta decir, el primer entorno en que se desenvolvió Breitling.

Georges Kern, CEO de Breitling, se expresa con claridad sobre el papel asignado a los relojes Premier en la cartera de productos de la casa: «Es la primera colección moderna de Breitling pensada para la elegancia cotidiana. Por su calidad y rendimiento sobresalientes estos relojes no pueden negar que llevan el ADN inconfundible de la marca, pero se han concebido para enfatizar un estilo que sea un hermoso complemento de su finalidad.»

La nueva colección Premier de Breitling toma no solo el nombre, sino también el diseño que inspiró los relojes Premier fabricados en la década de 1940. Al igual que las grandes películas de aquella época de conflicto mundial e incertidumbre económica, los modelos Premier ofrecían también una vía de escape a través de la elegancia que anhelaban las personas.

Mientras que la colección está dedicada específicamente al entorno «terrestre» de Breitling, el equipo que la diseñó recibió también la influencia de algunos de los primeros modelos de la marca. Al igual que la familia Premier original, cuya elegancia le atrajo alta consideración, sus sucesores de hoy constituyen una declaración de estilo sin concesiones. La colección incluye cronógrafos –el pilar de la reputación mundial de la marca–, modelos día y fecha y sobrios relojes de tres manecillas con una discreta esfera interna para el pequeño segundero.

Breitling Premier: estilo, propósito y acción
Los relojes originales Premier de Breitling impusieron una nueva moda y siguieron a la perfección el ritmo de los notables acontecimientos mundiales sucedidos en aquella década de los 40. Los modelos de la nueva colección amplían ese legado recibido, pues reflejan la herencia y los códigos históricos del diseño de una gran marca, pero manifiestan también un estilo urbano y una pasión por la excelencia. Son reflejo de una historia magnífica, pero lucen un estilo que nunca pasará de moda. Además, ofrecen la elegancia, el rendimiento y la calidad que todos esperan de Breitling. Ahora más que nunca, una marca genuina para personas con estilo, propósito y acción.

Premier B01 Chronograph 42
Los modelos Premier B01 Chronograph 42, equipados con el calibre 01 de la manufactura Breitling, son el buque insignia de la nueva colección. Desarrollado internamente en Breitling, el calibre 01 disfruta del prestigio consolidado de ser uno de los movimientos mecánicos de reloj más refinados del mundo. Su cronógrafo, con cuerda automática y certificación de cronómetro, funciona con una impresionante reserva de marcha para más de 70 horas.

El cronógrafo Premier B01 Chronograph 42 de Breitling se aloja en una robusta caja de 42 milímetros fabricada en acero inoxidable con dorso transparente, disponible con esfera de color azul marino o plata. La versión con esfera en azul permite elegir entre correa de piel de cocodrilo azul o piel nubuc marrón con pespunteado blanco, o bien, brazalete de acero inoxidable. El modelo con esfera plateada está disponible con correa de piel nubuc o piel de cocodrilo negra, o bien brazalete de acero inoxidable.

El pulcro diseño de la esfera contrasta con las esferas internas negras con contador de minutos a la altura de las 3 horas y pequeño segundero a las 9 horas, a las que se suma la ventana de fecha situada en las 6 horas. Todos los modelos llevan escala de taquímetro blanca, ubicada en un bisel interno que rodea la esfera.

Premier Chronograph 42
Breitling labró su prestigio con sus grandes relojes con cronógrafo, una orgullosa tradición que continúan los modelos Premier Chronograph 42. Su soberbio rendi- miento corre a cargo de un movimiento de cronómetro con calibre 13 de Breitling. El Breitling Premier Chrono- graph 42 cuenta con contadores de cronógrafo para minutos y horas situados respectivamente a la altura de las 12 y las 6 horas, además de una esfera interna con segundero pequeño a la altura de las 9 horas.

El modelo se presenta en caja de 42 milímetros fabricada en acero inoxidable, estando disponible con esfera azul o negra, que muestra un taquímetro anular blanco con escala negra. El impresionante Premier permite elegir entre correa de piel de cocodrilo o piel nubuc con pespunteado blanco, o bien brazalete de acero inoxidable.

Premier Automatic 40
El Breitling Premier Automatic 40 es todo un modelo de estudio en cuanto a discreción estilística. De entre los relojes de la nueva colección, es quizá el que más recuerda los elegantes modelos Breitling de la década de 1940. En el interior de su caja de acero inoxidable se aloja un calibre 37 de Breitling, un movimiento mecánico de cronómetro con cuerda automática. Está disponible en esferas antracita, azul y plata. Todas las opciones de esfera están disponibles con correa de piel nubuc o piel de cocodrilo, o con brazalete de acero inoxidable. La pulcra esfera está rodeada por una escala de minutos blanca, a la que se añade el elegante detalle final de la esfera interna con un pequeño segundero a la altura de las 6 horas.

Premier Automatic Day & Date 40
Como su nombre indica, el Premier Automatic Day & Date 40 de Breitling indica, además de la hora, el día de la semana y la fecha, indicaciones localizadas, respectivamente, a la altura de las 12 y las 6 horas. Este reloj automático de pulsera se mueve con la energía de un movimiento de cronómetro calibre 45 de Breitling con cuerda automática. Los modelos Premier Automatic Day & Date 40 se ofrecen con esfera negra o plata, montados bien en brazalete de acero inoxidable en correa de piel nubuc o en piel de cocodrilo con pespunteado blanco.

Premier B01 Chronograph 42 Bentley British Racing Green
El Premier B01 Chronograph 42 Bentley British Racing Green celebra la prolongada colaboración de Breitling con Bentley Motors, fabricante de los automóviles de lujo más admirados en todo el mundo. Presentados anteriormente en la colección independiente Breitling for Bentley, este modelo y futuras ediciones limitadas de modelos Bentley aparecerán dentro de las familiasrelojeras Breitling ya existentes. Movido por la energía de un movimiento mecánico calibre 01 de la manufactura Breitling, que puede contemplarse a través del dorso transparente de la caja, el reloj ofrece una impresionante reserva de marcha de 70 horas. El reloj exhibe una llamativa esfera en tono verde de competición británico; está disponible con brazalete de acero inoxidable o con correa de piel color verde a juego con la esfera. Las esferas internas, en contraste cromático, están situadas a la altura de las 3 y las 9 horas, mientras que la ventana de fecha se ubica a la altura de las 6 horas. Otros rasgos que distinguen este modelo de todos los demás son la placa grabada que lleva escrito el nombre de Bentley (situada en el lado izquierdo de la caja, e inspirada en el tablero de instrumentos del Blower Bentley de 1929 con motor sobrealimentado), y el logotipo Bentley que realza el dorso transparente de la caja.

La historia
Poco después de 1940, casi todos los países de Europa, Norteamérica, Asia, Oceanía y el norte de África se hallaban inmersos en la Segunda Guerra Mundial. En Suiza, país históricamente neutral, Willy Breitling trabajaba en relojes de a bordo para la RAF, las Fuerzas Aéreas británicas. El visionario relojero –y audaz sin duda alguna– tenía que entregar a la RAF estos relojes en campos de aterrizaje clandestinos en las tinieblas de la noche.

En aquel momento, Breitling era ya una marca consolidada en todo el mundo gracias a sus relojes para su uso en la aviación y con fines militares, que se añadían a su instrumental de alta calidad para profesionales.

Estaba claro que Willy Breitling entendía de relojes, pero además era profundamente consciente del espíritu de la época. Su marca había destacado por sus relojes militares y de aviador a finales de la década de 1930 y principios de la de 1940, pero Breitling, él mismo dotado de gran estilo personal, entendió intuitivamente que, en tiempos calamitosos como aquellos, la gente sentía un intenso deseo, casi una necesidad, de productos que reflejasen una normalidad y, por encima de eso, tuvieran un toque de elegancia y glamour.

Merece recordarse en este sentido que en 1941 se estrenó Ciudadano Kane, que El orgullo de los Yanquis (sobre el jugador de béisbol Lou Gehrig) fue nominada para los Oscar en 1942 y que Casablanca ganó el Oscar a la Mejor Película en 1943. Películas como estas, hechas en plena edad de oro del cine, ofrecían un par de horas de respiro para dejar de lado las dramáticas historias publicadas en los periódicos de todo el mundo. Willy tenía la certeza de que un reloj apto para ponerse de moda proveería, en una dirección muy parecida, otra forma de escapar de la influencia de la guerra generalizada.

En conformidad con ello y aunque la marca conservó su función histórica como fabricante de relojes en los que lo fundamental era la función –cronógrafos para aviadores y, como decía el lema familiar de Breitling en aquella época, herramientas para profesionales–, Willy Breitling dispuso que su marca confeccionase relojes de pulsera elegantes y con estilo, destinados a una clientela urbana exigente y a la moda.

La colección Premier reinterpretaba la gran tradición relojera de Breitling, adaptándola a una era en la que el diseño cobraría especial relevancia. Fueron los primeros relojes Breitling que mostraban en la esfera el nombre del producto, poniendo así de manifiesto la importancia de que el cliente se identificara personalmente con su nuevo Premier.

Los modelos Premier originales, con sus cajas de 36 a 38 milímetros, eran más pequeños que los acostumbrados relojes-herramienta de Breitling; muchas veces estaban fabricados en oro y llevaban correas de piel. Conservaban los movimientos de cronógrafo que habían dado fama a Breitling y ofrecían la calidad y el rendimiento excelentes atribuidos a la marca, pero en un estreno de teatro o en un estiloso club de jazz se encontraban más en su ambiente comparados con sus «primos» militares y aviadores. Como dijo una vez Willy Breitling: «Cuando un hombre se pone su reloj, se ve el sello inconfundible de un gusto impecable.» Seguramente a nadie le habría complacido más enterarse de que sus relojes Premier de la década de 1940 iban a ser la base perfecta para una colección de igual nombre más de 75 años después.