DOS MARCAS GLOBALES DE GRAN ESTILO

La marca relojera suiza Breitling ha anunciado una cooperación con el fabricante inglés de motocicletas Norton Motorcycles en la que se crearán productos y elementos de uso corriente, pero dotados de carácter único. Ambas marcas tienen tras de sí historias apasionantes y con intrigantes similitudes, y esa ha sido la inspiración para los productos, en los que se usarán incluso materiales empleados en las legendarias motos de alto rendimiento de Norton Motorcycles.

Dos socios hechos el uno para el otro. Tanto Breitling como Norton Motorcycles son marcas con una dilatada tradición y obra de visionarios que las fundaron durante el siglo XIX, les dieron su nombre y, en gran medida, fijaron estándares en sus respectivos sectores. Cuando James Lansdowne Norton fundó su empresa en 1898 –fabricación de «accesorios y piezas para profesionales de las dos ruedas»– y empezó, en 1902, a fabricar sus primeras motocicletas, Léon Breitling llevaba ya más de una década construyendo relojes en el Jura suizo.

Son dos marcas con una larga tradición y una historia increíble. Durante más de medio siglo, Breitling se hizo famosa por sus fuertes lazos con la aviación y su papel pionero en el desarrollo de cronógrafos. Norton Motorcycles ha sido durante mucho tiempo el fabricante británico de motocicletas por excelencia, con modelos que dejaban claro su carácter, tanto dentro de los circuitos como fuera de ellos.

Según explica Georges Kern, CEO de Breitling desde verano de 2017, entre su marca y Norton Motorcycles se dan paralelismos muy sorprendentes. «Se trata en ambos casos de empresas innovadoras y con actitud emprendedora –afirma–, además de con poderosa tradición. Al mismo tiempo, ambas tenemos la vista puesta en lo que en Breitling llamamos «un futuro de leyenda».

Stuart Garner, que, tras comprar Norton Motorcycles en 2008, ha pilotado su extraordinario resurgimiento, está de acuerdo con Georges Kern: «Siempre he dicho que la clave para el éxito de una empresa es dejar que la marca sea la marca. Eso ha sido algo esencial en Norton Motorcycles y en Breitling. No hemos intentado cambiar nuestras marcas ni negar su historia. De hecho, esa historia nos llena de gozo y nos inspira mientras pensamos en el futuro».

Georges Kern está convencido de que los apasionados seguidores de Breitling y los de Norton Motorcycles tienen mucho en común. En sus propias palabras, «ambas son empresas con una gran reputación debida a productos de enorme «factor cool». No es difícil imaginarse a alguien que conduzca una Norton mientras lleva en la muñeca un clásico Breitling: una combinación perfecta de marcas que dejan claras sus ambiciones».

Los nuevos relojes incorporarán elementos del ADN de ambas marcas, con la idea de ofrecer a los aficionados de los relojes de pulsera y las motos una oportunidad irrepetible para expresar su individualidad luciendo –a la vez– los colores de unos relojes tan intrínsecamente suizos y del fabricante paradigmático de motocicletas británico.