Chronospace Evo B60

Un nuevo motor 100% Breitling

El nuevo Chronospace Evo B60 alberga en su caja robusta y ligera de titanio el primer movimiento de cuarzo con visualización analógica íntegramente desarrollado por y para Breitling ‒un calibre SuperQuartz™ cronógrafo con contador 24 horas, minutos centrales y tiempos intermedios. Cuando autosuficiencia rima con competencia…

Dentro de la gama Professional, la colección high tech de Breitling, el Chronospace Evo aparecía ya como el único modelo electrónico dotado exclusivamente de sistema de visualización por agujas. Ahora se desmarca todavía más al convertirse en el primer modelo Breitling que alberga un movimiento de cuarzo con sistema de visualización analógico íntegramente desarrollado y producido por la marca. Un motor creado y fabricado en Suiza, que se suma al Calibre B50 con sistema de visualización analógico y digital, dotado de funciones dedicadas a la aeronáutica, y al Calibre B55, a la vanguardia del cronógrafo conectado ‒sin hablar de la amplia gama de movimientos mecánicos manufactura Breitling.

Al crear su Calibre electrónico B60, Breitling ha querido dotarlo de todas las prestaciones propias de un instrumento para profesionales. Además de una precisión diez veces superior a la de un movimiento de cuarzo estándar, este calibre SuperQuartz™ termocompensado, con certificado oficial de cronómetro del COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), se distingue por la extraordinaria funcionalidad y legibilidad de su cronógrafo. La décima de segundo aparece indicada en un contador posicionado a las 2h30. Las dos agujas centrales de cronógrafo, una para los segundos (extremo rojo), la otra para los minutos (extremo blanco), permiten leer los tiempos medidos con toda precisión, cualesquiera que sean las condiciones de visibilidad. Estas van completadas con un contador 24 horas situado a las 9h30 destinado a las actividades que duran todo un día.

Otra ventaja en términos de eficacia: apretando el pulsador posicionado a las 4h el usuario puede parar a voluntad las agujas de cronógrafo para medir tiempos intermedios. Una nueva presión en este mismo pulsador permite a continuación que las agujas recuperen la posición inicial y se pueda proseguir el cronometraje en curso. Ello permite seguir las hazañas de varios contrincantes durante una competición o medir varios tiempos sucesivos en el transcurso de una misión.

En el nuevo Chronospace Evo B60, la legibilidad de las indicaciones se ve incrementada gracias a las grandes cifras y agujas luminiscentes blancas que resaltan sobre el fondo oscuro de la esfera. El bisel giratorio unidireccional ofrece una excelente ergonomía gracias a sus cuatro índices móviles que permiten medir tiempos. La caja de titanio, estanca hasta 100 m, va dotada de refuerzos de protección en la corona atornillada.

El nuevo Chronospace Evo B60 está disponible en dos versiones, esfera negra con contadores pizarra o esfera azul con contadores negros, y va acompañado de brazaletes de titanio, cuero o caucho. Un estilo contundente y original, a tono con el nuevo motor 100% Breitling.