Sala de prensa
Sala de prensa
  Volver

PARA GENTE CON ESTILO Y DETERMINACIÓN

0 carrito
 PARA GENTE CON ESTILO Y DETERMINACIÓN

BREITLING LANZA SU TOP TIME CLASSIC CARS SQUAD

Una singular celebración del diseño y la libertad: La colección cápsula Top Time ClassicCars rinde homenaje a los coches deportivos clásicos de la década de 1960. 

Este trío tan poco convencional de cronógrafos de competición se inspira en el Chevrolet Corvette, el Ford Mustang y el Shelby Cobra, tres verdaderos iconos de la cultura automovilística estadounidense. Los relojes son también un guiño a los modelos Top Time de Breitling originales de la década de 1960, diseñados para «profesionales jóvenes y activos». Las actuales interpretaciones retro-modernas son, quizás, aún más juveniles y libres de espíritu.

«Se trata del viaje, no de la velocidad. Y esto es así tanto si andas trasteando debajo del capó como si sales a la carretera a dar un paseo un domingo y a disfrutar de estas hermosas máquinas», afirma el CEO de Breitling, Georges Kern.

Estos cronógrafos rompedores de aire automovilístico destacan por los atrevidos colores de sus esferas, con toques en naranja y amarillo o en rojo y azul, y sus correas de piel de becerro con temática de carreras. Los fondos de caja, de acero inoxidable, muestran con impresionante detalle el logotipo grabado de cada vehículo, y los pulsadores de cronógrafo enfatizan la esfera. Los tres relojes son herméticos al agua hasta 10 bar (100 metros).

La gama incluye el Top Time Chevrolet Corvette en rojo y negro, basado en el impactante diseño del Corvette C2 de mediados de los años 60, al que los aficionados suelen denominar «Sting Ray». Un dato curioso: ¿Sabía usted que el fabricante de coches Louis Chevrolet era un piloto de carreras suizo y había nacido en una localidad relojera como es La Chaux-de-Fonds? También encontramos aquí una versión verde y marrón del Top Time Ford Mustang, inspirado en el vehículo que, desarrollado en tiempo récord en 1964, dio pie a una nueva categoría  de automóviles deportivos compactos y asequibles. Pronto se convertiría en un  icono en manos de estrellas del rock y actores de Hollywood, y también tuvo varias apariciones emblemáticas en la gran pantalla. Y por último, pero no por ello menos importante, el trío se completa con la versión Top Time Shelby Cobra en azul y marrón. Nuestro panel de tendencias para este reloj giraba en torno a la formidable máquina creada por el icónico piloto de competición y fabricante estadounidense Carroll Shelby para carreras de los años 60, que aunaba un chasis con un diseño clásico británico y la inventiva e ingeniería estadounidense para los circuitos de competición. El reloj hace referencia a uno de los diseños más emblemáticos para la pintura de su carrocería: azul con rayas blancas de competición. 

En sus cajas de 42 mm, las versiones Chevrolet Corvette y Ford Mustang albergan el Calibre 25 de Breitling con certificación COSC, un movimiento de cronógrafo con cuerda automática, una precisión de 1/8 de segundo y una reserva de marcha de aprox. 42 horas. Ambos relojes ofrecen una escala de taquímetro y tres esferas internas negras en contraste. En las esferas aparecen los logotipos de los automóviles a la altura de las 12 horas.

Dentro del Top Time Shelby Cobra, ligeramente más pequeño en sus 40 mm de diámetro, late el Calibre 41 de Breitling con certificación COSC, un movimiento de cronógrafo con cuerda automática, una precisión de 1/4 de segundo y una reserva de marcha de aproximadamente 42 horas. Presenta una escala de taquímetro blanca y dos esferas internas blancas en contraste, además del logotipo del Cobra a la altura de las 6 horas.

Pero el legado de competición no consiste en ir a toda velocidad. Por el contrario, versa sobre vehículos que nos hacen sentirnos libres y felices. Hasta tal punto, que usted incluso podría llegar a perder la noción del tiempo…   

Tres iconos de la cultura automovilística estadounidense

El Chevrolet Corvette de segunda generación, comercializado desde 1963 hasta 1967, es la versión más codiciada de esta leyenda estadounidense. El «Sting Ray» se inspiró en un prototipo de 1959, concebido para las pistas de competición. El automóvil sigue siendo impresionante hoy en día gracias a su carrocería de bajo perfil. Y, con su rendimiento tanto en la carretera como en el circuito de competición, siempre ha estado presente en los sueños y despertado la imaginación de los aficionados de todo el mundo.

La primera generación del Ford Mustang, fabricada entre 1964 y 1969, era compacta, económica y deportiva. Fue un verdadero icono popular entre estrellas del rock y actores, ofreciendo versiones de carácter familiar y otras para los fanáticos de la competición deportiva. También apareció en algunas de las películas más populares de su época. Los aficionados del mundo automovilístico saben que el Mustang original ayudó a definir la «genialidad» de toda una generación. Esta apreciada leyenda viva sigue fabricándose, siendo y relevante entre los clientes actuales como lo era en los años sesenta.

A principios de la década, Carroll Shelby, vencedor en Le Mans, ideó un coche que combinase el diseño británico con la ingeniería de competición estadounidense. Creó el Shelby Cobra, un coche deportivo que aunaba con inteligencia un chasis pequeño y ligero con un potente y fiable motor estadounidense de bloque grande. Cuando salió por primera vez al mercado en 1962, el Cobra disfrutó de un éxito inmediato. A día de hoy, el Shelby Cobra original sigue siendo un coche muy rápido y codiciado.

 PARA GENTE CON ESTILO Y DETERMINACIÓN

Contacto de prensa

Romy Hebden
Tel: +41 32 654 54 54
E-mail: media@breitling.com

Breitling SA
Léon Breitling-Strasse 2
2540 Grenchen - Switzerland

Boletín de noticias

Nuevas versiones, nuevos modelos, eventos especiales… Manténgase informado de la actualidad Breitling.

BREITLING / BREITLING SUMMIT 2018 / PREMIER COLLECTION
Fecha Dimensiones Tamaño Copyright Referencia