Breitling cambia de propietarios

Breitling cambia de propietarios

Tras registrarse el 30 de noviembre de 1982 la denominación Breitling Montres SA, las oficinas centrales de la empresa se trasladaron a Grenchen. En manos de sus nuevos propietarios, Breitling celebró en 1984 su 100 aniversario con un diseño totalmente nuevo del Chronomat caracterizado por sus índices móviles en el bisel y un calibre de cronógrafo automático. El diseño se basaba en un reloj que la marca había desarrollado el año anterior para la renombrada escuadrilla de vuelo italiana Frecce Tricolori

En 1985 se lanzó el modelo multifunción Aerospace. Este innovador reloj de cuarzo con caja de titanio mostraba indicación doble –analógica y digital– y dos pantallas de cristal líquido (LCD) en la esfera. Destacaba por la singular sencillez y claridad de su sistema de control, que permitía manejar una notable gama de funciones, todas ellas activadas con solo girar, presionar o extraer la corona.

1985 fue otro nuevo comienzo para el Navitimer, lanzado esta vez en versión con cuerda manual. Con la Referencia 81600 se homenajeaba al Navitimer original tanto en su estética como en su funcionamiento, mientras que en 1987 se ofreció una versión automática. Los nuevos Navitimer se convirtieron también en superventas; un usuario digno de mención fue el cantante francés Serge Gainsbourg.

La casa logró otro modelo estrella con el Emergency, el cual, como su nombre indica, fue el primer reloj de pulsera en incorporar un transmisor de emergencia. En su lanzamiento en 1988 contaba con una antena sencilla, pero en 1995 la idea llegó a su perfección al introducirse un ingenioso sistema patentado para desplegar la antena propia. El microtransmisor del último modelo, sintonizado en la frecuencia internacional de emergencias aéreas, iba equipado con dos antenas y reserva de marcha independiente para 48 horas.

Justo a tiempo para celebrar otro aniversario –los 125 años de la casa–, Breitling lanzó el Calibre 01 de la manufactura para cronógrafo automático, elaborado inhouse, innovación que aseguró a la marca su lugar en la élite de los principales fabricantes relojeros.

El Chronospace salió al mercado en 2010. Fascinante descendiente del Aerospace, el modelo no solo incluía funciones como indicación de hora y cronógrafo con precisión de una centésima de segundo, sino también visor digital con alarma, calendario, temporizador de cuenta atrás, hora GMT y segunda zona horaria, además de la regla de cálculo tan típica de los relojes Breitling para profesionales.

El Exospace B55 de 2015 combinaba el atractivo de un reloj de pulsera extraordinario con la conectividad con el teléfono móvil. Dotado de singular atractivo visual gracias a su caja negra de titanio y su correa de goma, era un modelo –en la más genuina tradición de Breitling– diseñado para profesionales de la aviación. Los ajustes del reloj, incluidos los relativos a la hora, zona horaria y alarmas, podían realizarse a través del móvil del usuario, del mismo modo que dos visores digitales existentes en el reloj le avisaban de que había recibido mensajes de correo electrónico o SMS, e incluso notificaban llamadas entrantes y citas marcadas en la agenda.