Qué se debe evitar

TEMPERATURAS EXTREMAS

Los relojes Breitling se han diseñado para funcionar perfectamente con temperaturas comprendidas entre los 0°C y los 50°C. No deben exponerse al calor extremo ni a la luz del sol intenso. Las temperaturas que superen los 60°C pueden provocar el mal funcionamiento del reloj, en concreto de la pila. Las temperaturas muy frías, inferiores a 0°C, pueden causar una falta de precisión considerable. Asimismo, es conveniente evitar los cambios bruscos de temperatura, principalmente la exposición al sol directamente tras usarlo en un medio acuático, ya que podrían romperse los cristales.

PRODUCTOS QUÍMICOS

Los relojes Breitling no deben utilizarse cerca de productos químicos, disolventes o gases peligrosos. Las sustancias como el petróleo, los disolventes, el esmalte de uñas, el perfume, los productos cosméticos, los productos de limpieza, el pegamento o la pintura pueden estropear la caja, deteriorar las juntas o decolorar la correa de piel.


GOLPES

Los relojes Breitling se han diseñado para resistir un uso intenso. Sin embargo, es aconsejable tomar las precauciones necesarias para que no se caigan al suelo o choquen contra superficies duras.

CAMPOS MAGNÉTICOS FUERTES

Evite exponer su reloj a campos magnéticos fuertes. Los campos magnéticos generados por determinados electrodomésticos y dispositivos electrónicos pueden afectar al funcionamiento de su reloj, especialmente si este entra en contacto directo con dichos objetos.