Garantía internacional

El proceso de producción de los relojes Breitling tiene lugar íntegramente en Suiza y cumple con los estándares de calidad más exigentes de la industria relojera suiza. Durante la fase de producción, se someten a casi 1000 controles y todos los movimientos (mecánicos y de cuarzo) deben superar las pruebas de gran exigencia del Instituto Oficial de Pruebas de Cronómetros Suizos (COSC). La garantía internacional cubre todos los defectos de producción. Dicha garantía tiene una validez de dos años desde la fecha de compra o cinco si el reloj cuenta con un movimiento mecánico.

Breitling Service

GARANTIA INTERNACIONAL

Cualquier persona que haya adquirido un reloj o cronógrafo Breitling en un punto de venta autorizado de la casa puede reclamar la cobertura de la garantía internacional mostrando para ello su tarjeta electrónica de garantía internacional de Breitling en uno de los puntos de venta o distribuidores autorizados de la firma, además de en los centros autorizados del servicio oficial de Breitling.

En caso de defecto de fabricación, su reloj o cronógrafo Breitling tiene una garantía de dos años. La garantía es válida a partir de la fecha compra del reloj.

Siempre que haya sido activada por un vendedor autorizado de la firma en el momento de la adquisición, la tarjeta electrónica de garantía internacional será aceptada por cualquier colaborador oficial de Breitling en todo el mundo. Una vez activada la garantía internacional, esta es la información que aparece en la tarjeta:
nombre del modelo, referencia, número de serie, nombre del vendedor, fecha de activación y período de duración de la garantía internacional.

En el marco de esta garantía, cualesquiera trabajos de mantenimiento o reparación de su reloj o cronógrafo Breitling han de ser llevados a cabo en uno de los centros autorizados del servicio oficial de Breitling, que pondrán su sello en la página en la que se indica la palabra «Mantenimiento».

Esta garantía no cubre cuanto a continuación se detalla:

  • robo, pérdida, fuerza mayor, desastres naturales y accidentes (explosión, impacto, aplastamiento, etc.);
  • daños derivados de una utilización inadecuada o un uso indebido;
  • daños derivados de la manipulación del reloj por parte de cualquier persona que no pertenezca a la red de centros autorizados del servicio oficial de Breitling;
  • desgaste derivado del uso normal del reloj y envejecimiento de este;
  • problemas con la resistencia al agua y las consecuencias de ello derivadas si no se han realizado las pruebas de hermeticidad al agua cada dos años;
  • solicitudes de reparación de un reloj cuya tarjeta de garantía no se haya activado.

 

NOTA

La garantía internacional no interfiere de ningún modo con los derechos de los consumidores reconocidos por la ley vigente en el país de adquisición del producto.

GARANTÍA DE 5 AÑOS (movimiento de la manufactura Breitling)

Cualquier persona que haya adquirido un reloj o cronógrafo Breitling en un punto de venta autorizado de la casa puede reclamar la cobertura de la garantía internacional, mostrando para ello su tarjeta electrónica de garantía internacional de Breitling en cualquiera de los puntos de venta o distribuidores autorizados de la firma, además de en los centros autorizados del servicio oficial de Breitling.

Su reloj o cronógrafo Breitling equipado con un movimiento mecánico de manufactura Breitling tiene una garantía de cinco años (se excluyen todas las correas que no sean metálicas). Los cinco años de garantía del movimiento mecánico de manufactura Breitling son válidos siempre y cuando un centro de servicio autorizado de Breitling efectúe una prueba de estanqueidad cada dos años tras la fecha de compra. Estas pruebas son gratuitas para el cliente. La garantía entra en vigor a partir de la fecha de compra del reloj.

Siempre que haya sido activada por un vendedor autorizado de la firma en el momento de la adquisición, la tarjeta electrónica de garantía internacional será aceptada por cualquier colaborador oficial de Breitling de todo el mundo. Una vez activada la garantía internacional, esta es la información que aparece en la tarjeta:

nombre del modelo, referencia, número de serie, nombre del vendedor, fecha de activación y período de duración de la garantía internacional.

En el marco de esta garantía, cualesquiera trabajos de mantenimiento o reparación de su reloj o cronógrafo Breitling han de ser llevados a cabo en uno de los centros autorizados del servicio oficial de Breitling, que pondrán su sello en la página en la que se indica la palabra «Mantenimiento».

Esta garantía no cubre cuanto a continuación se detalla:

  • robo, pérdida, fuerza mayor, desastres naturales y accidentes (explosión, impacto, aplastamiento, etc.);
  • daños derivados de una utilización inadecuada o un uso indebido;
  • daños derivados de la manipulación del reloj por parte de cualquier persona que no pertenezca a la red de centros autorizados del servicio oficial de Breitling;
  • desgaste derivado del uso normal del reloj y envejecimiento de este;
  • problemas con la resistencia al agua y las consecuencias de ello derivadas si no se han realizado las pruebas de hermeticidad al agua cada dos años;
  • solicitudes de reparación de un reloj cuya tarjeta de garantía no se haya activado.

 

NOTA

La garantía internacional no interfiere de un ningún modo con los derechos de los consumidores reconocidos por la ley vigente en el país de adquisición del producto.

IMPORTANTE

La estanqueidad de un reloj solo puede garantizarse durante un periodo de tiempo limitado, sobre todo debido al deterioro natural de las juntas. Por tanto, se recomienda que se controle la estanqueidad cada dos años. La prueba de estanqueidad puede realizarla un centro de servicio técnico de Breitling o un distribuidor y es gratuita.

Los relojes que tengan una garantía de cinco años tienen que someterse a esta prueba cada dos años para mantener la cobertura para problemas de estanqueidad y sus consecuencias en el periodo de garantía.