Breilting Orbiter 3 ballon over the Swiss alps

INSTRUMENTOS PARA PROFESIONALES

Desde los fiables relojes de a bordo manufacturados por el HUIT Aviation Department que se ganaron el favor de las fuerzas aéreas a finales de la década de 1930, los instrumentos para profesionales han sido siempre pieza clave del ADN de Breitling.

En 1979, Willy Breitling pone el futuro de Breitling en manos de Ernest Schneider, emprendedor visionario y aviador aficionado, al que sucederá en 1994 su hijo Theodore Schneider.

A la vez que aseguran la continuidad del legado de la marca con relojes emblemáticos como el Navitimer, los Schneider dan la bienvenida a los últimos avances tecnológicos y desarrollan instrumental multifunción destinado a exploradores y profesionales.

1985 – AEROSPACE

En 1985, Breitling lanza el Aerospace.

Se trata de un innovador cronógrafo multifunción de cuarzo, equipado con la última generación de la tecnología suiza, que incluye indicación doble –analógica y digital– y dos LCD (pantallas de cristal líquido).

Pero lo que da al Aerospace su singularidad es un sistema de control lógico y de enorme simplicidad. 

El acceso y la activación de todas las funciones –pantalla de horas/minutos/segundos, medición de cronógrafo hasta 1⁄100 de segundo, alarma, cuenta atrás, segunda zona horaria, calendario, etc.– se realizan mediante tres operaciones con la corona única: girarla, presionarla o extraerla.

El Aerospace ofrece así un manejo intuitivo y de sencillez sin precedentes, combinado con un diseño pulcro y discreto.

Otro rasgo que atrajo intensa atención fue su caja hecha de titanio, metal favorito en el mundo de la aviación y que destaca por ser sólido y liviano, ambas cualidades en grado máximo.

Y, enlazando con el éxito del Chronomat lanzado un año antes, el bisel mantiene sus inconfundibles índices móviles.

1995 – EMERGENCY

En 1995, Breitling sale a la palestra con el que pronto iba a convertirse en el instrumento definitivo de salvamento en la muñeca de todos los aventureros: el Emergency.

En esta joya de alta tecnología, la caja de titanio de 43 mm lleva incorporado un microtransmisor que permite emitir señales en la frecuencia internacional de emergencias aéreas (121,5 MHz).

Para desarrollar el microtransmisor y el correspondiente circuito integrado, Breitling había colaborado estrechamente con Dassault Electronique, el departamento especializado del célebre constructor francés de aeronaves.

En caso de emergencia, el usuario desatornilla la cubierta de seguridad de la antena básica (en la parte inferior derecha de la caja) y despliega esta hasta su longitud máxima. La antena auxiliar, ubicada en el otro lado de la caja, permite intensificar la potencia irradiada por el transmisor.

El alcance de la señal depende principalmente de la naturaleza del terreno, la ubicación del reloj y la altitud del avión de búsqueda.

Por ejemplo: en la cima de una montaña, la señal puede llegar hasta 400 kilómetros para una aeronave que vuele a 33 000 pies/10 000 metros, mientras que, en terreno plano o en un barco, el alcance varía desde 36 kilómetros para una aeronave que vuele a 3000 pies/900 metros hasta 160 kilómetros si vuela a 20 000 pies/6000 metros.

A lo largo de su desarrollo, el Emergency se sometió a incontables pruebas en laboratorio y en situaciones reales bajo condiciones muy diversas.

También pasó por abundantes pruebas realizadas por distintas entidades de búsqueda y salvamento y ejércitos.

En diciembre 1995, el Emergency demuestra que cumple eficazmente su propósito en una maniobra de búsqueda y rescate realizada en Hong Kong por miembros de la región Asia-Pacífico (Fuerzas Aéreas británicas, Armada británica, Fuerzas Aéreas de EE. UU., Armada de EE. UU., Guardia Costera de EE. UU., Agencia de Seguridad Marítima de Japón, Servicio del Aire del Gobierno de Hong Kong).

Y, en 1997, el reloj salva la vida a trece tripulantes del «Mata-Rangi», una embarcación de caña que, navegando rumbo a Australia desde la Isla de Pascua, había sido arrastrada por una tormenta hasta un punto a 1800 millas de la costa chilena.

En lo sucesivo, lo usarán también las escuadrillas de reactores más célebres del mundo, entre ellas los Frecce Tricolori y la Patrouille Suisse.

1999: LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO EN GLOBO

En 1999, el Emergency de Breitling termina la primera vuelta al mundo en globo sin escalas en las muñecas de Bertrand Piccard y Brian Jones a bordo del Breitling Orbiter 3.

El asombroso viaje empieza el lunes 1 de marzo de 1999, en que el Breitling Orbiter 3 despega en Château-d’Oex, en los Alpes Suizos, aprovechando una «ventana meteorológica» perfecta.

El globo enfila primeramente hacia el sudoeste buscando la corriente en chorro en la vertical de Marruecos. Una vez alcanzada la longitud 9° 27’ O, que le sirve de meridiano de partida, la aeronave emprende rumbo este y empieza su vuelta al mundo.

7 días después, el 8 de marzo, el globo sobrevuela ya la India, antes de iniciar su trayectoria sobre el Pacífico el 11 de marzo.

El 17 de marzo, atraviesa Guatemala y prosigue el vuelo sobre el Atlántico.

El sábado 20 de marzo, a las 09:54 horas GMT, en los cielos de Mauritania, el Breitling Orbiter 3 cruza su meridiano de partida, dejando así escrito para siempre su nombre en los anales de la aviación.

Al día siguiente, toma tierra en el desierto de Egipto.

En 2000, la cabina del Breitling Orbiter 3 pasa a integrar las colecciones del Museo Nacional del Aire y del Espacio del Instituto Smithsoniano, en Washington D.C., el museo más prestigioso del mundo sobre el tema de la aviación.

Y allí se encuentra en lugar de honor en la exposición Hitos de vuelo, al lado de los artefactos participantes en los episodios más emocionantes de la conquista de los cielos, tales como el aeroplano de los hermanos Wright, el Spirit of St. Louis de Lindbergh, el X-1 de Chuck Yeager o la cápsula del Apolo 11.

2013 – EMERGENCY II

Para mejorar la fiabilidad de la señal de rescate y ayudar a que la primera intervención coordine las operaciones de búsqueda y salvamento en cualquier lugar del planeta, Breitling mejora su modelo Emergency, convirtiéndolo en el primer y único reloj de muñeca existente que lleva integrada una baliza de doble frecuencia para la localización personal (PLB).

Ahora, el microtransmisor actualizado del Emergency II, que ya no opera solamente a 121,5 MHz, envía señales de alerta en una frecuencia más fiable como es la de 406 MHz, lo cual aporta más seguridad y permite contar con información más exhaustiva con el fin de reducir el número de falsas alarmas.

La señal de 121,5 MHz, en cualquier caso, sigue recibiéndose en tierra, en barcos en alta mar y en aeronaves en vuelo; es todavía el sistema más eficaz y fiable para localizar a las víctimas. Las radiobalizas de emergencia, así pues, tienen que funcionar con doble frecuencia para garantizar un proceso exacto de localización.

2015 – EXOSPACE B55

Pocos años después, en 2015, Breitling presenta con el Exospace B55 su propia y original interpretación del reloj conectado.

El modelo, sacando el jugo de los puntos fuertes tanto de la relojería como de la telefonía móvil, permite que el teléfono inteligente sirva de control remoto del reloj, por ejemplo en actualizaciones rápidas o para configurar funciones y ajustes tales como puesta en hora, zonas horarias, alarma, funciones de cronógrafo, etc.

Pero eso no es todo, porque ¡también funciona por la vía inversa!

El usuario puede cargar directamente al teléfono datos del reloj como mediciones cronográficas de tiempos de vuelo, tiempos intermedios, tiempos de vueltas, etc., y así aprovecha el mayor tamaño de pantalla, pero también la mayor capacidad de memoria y las posibilidades de compartir a través, por ejemplo, de correo electrónico u otras apps conectadas.

Con el lanzamiento del Exospace B55 Yachtingen 2018, el emblemático instrumento inteligente de la casa, hecho en principio a medida de los pilotos, queda disponible ahora también para la navegación y demuestra que Breitling sigue siendo la marca por excelencia de instrumentos para profesionales.

2020 – ENDURANCE PRO

Diseñado para ser tanto reloj ligero de atleta como cronógrafo de estilo deportivo casual para estilo diario, el Endurance Pro es una mezcla perfecta de alta precisión y tecnología innovadora con diseño colorido y vitalista. Es el reloj athleisure definitivo.