El mantenimiento regular de su Breitling le permitirá al «motor» mantener su rendimiento y fiabilidad a largo plazo. Un mantenimiento ejecutado adecuadamente consiste en una limpieza de los componentes, la sustitución de piezas desgastadas y la lubricación. También le ayudaremos a que su reloj siga luciendo como nuevo con un meticuloso pulido de la caja y el brazalete. Prolongue la vida útil de su reloj, al tiempo que protege su inversión.

SERVICIO DE MANTENIMIENTO

Se recomienda un servicio de mantenimiento cada 2 años que incluya: la revisión de los parámetros del movimiento y las funciones del reloj, el cambio de todas las juntas, la revisión de la estanqueidad, la limpieza de la caja y la pulsera metálica y el cambio de la pila en el caso de los relojes de cuarzo.

REVISIÓN COMPLETA

Se recomienda un servicio completo cada 4-6 años que incluya: desmontaje, limpieza, cambio de piezas estándar del movimiento (incluidas algunas agujas), montaje, lubricación, ajuste y configuración de los parámetros de funcionamiento del movimiento, así como el cambio de todas las juntas, la revisión de la estanqueidad, el cambio de la pila en el caso de los relojes de cuarzo y el pulido de la caja y la pulsera.

SERVICIO DE PULIDO

Este servicio incluye el pulido de la caja y la pulsera.
Solo puede solicitarse junto con un servicio de mantenimiento (no aplicable a los relojes con revestimiento DLC negro y Breitlight).

SERVICIO DE EMERGENCIA

El servicio Emergency incluye: revisión de los parámetros del movimiento, transmisores y antenas, pruebas del receptor o cargador (según el modelo), cambio de pilas y acumulador (según el modelo) y las juntas principales, revisión de la estanqueidad y pulido de la caja y la pulsera.

SERVICIO DE EMERGENCIA

SERVICIO DE AUTENTIFICACIÓN

El certificado de autenticidad incluye el análisis del reloj y la entrega de un certificado de autenticidad; si deben cambiarse piezas no conformes para que el reloj recupere su estado original, estas se facturan por separado.

SERVICIO DE AUTENTIFICACIÓN

Los movimientos de Breitling están formados por una serie de componentes que interactúan en todo momento dentro de un espacio muy reducido. Pese al uso de materiales de primera categoría y al escrupuloso trabajo ejecutado durante el proceso de manufactura, es inevitable que la acción mecánica cause cierto desgaste. Los sellos herméticos al agua también van perdiendo efectividad con el tiempo al verse afectados por fuerzas externas. Un mantenimiento regular, ejecutado adecuadamente, le permitirá al «motor» de su reloj conservar su rendimiento y fiabilidad a largo plazo, puesto que los componentes se limpian, las piezas desgastadas se sustituyen y se lubrican los elementos que lo necesiten. También ayuda a que su reloj siga luciendo como nuevo gracias a un meticuloso pulido de la caja y el brazalete. Si cumple los intervalos de mantenimiento recomendados por Breitling y se asegura de que dicho mantenimiento sea ejecutado por un centro de servicio técnico autorizado, prolongará la vida útil de su reloj, al tiempo que protegerá su inversión.

Los centros de servicio técnico de Breitling ofrecen dos tipos de intervención de mantenimiento. La frecuencia con que deben realizarse este mantenimiento puede variar en función de las condiciones de uso.